Ally es una chica dulce pero Silvia sabe que también es una disfrutona del sexo y es por ello que la va desnudando frente a la cámara para comprobar más tarde que Ally está mojada y lista para tener una buena sesión de sexo y orgasmos.

Esta escena ha sido valorada como una de las mejores 25 escenas VR del año.